Notas a la Noche.

A veces, necesito aire… y, aunque ame escribir frente a un público, hay noches como ésta que, el público, me pesa. Por eso me escondo en otros lugares, en otras esferas, en otras habitaciones… en donde sé que nadie estará para mirarme y si, de pronto, alguien se cruza con estas letras, ya no estaré para preocuparme; ya habrá pasado el miedo, ya habrá menguado la ansiedad y la tristeza… Quizás, eso es lo que me falta, esconderme más, retirarme a otras partes; a esos espacios en donde pueda sacarme el corazón de lleno, sin preocupación de nada. Y es que, a veces, es inevitable no sentirse observado, analizado y hasta juzgado. La soledad deja de serlo cuando te expones. 

Hoy me siento bien aquí, hablando con la página en negro mientras escucho una melodía de piano en el fondo… Me reconforto con la frescura de la noche y su murmullo, el cual es tan de fin de semana. Hay gente celebrando, a pesar de todas las restricciones por la pandemia que no acaba. Ya acabó la música. Poco a poco, la gente se desperdiga, volviendo a sus hogares, a sus camas, a su descanso, para amanecer, una vez más, con ganas de seguir. Al menos, eso creo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s