Me gusta verte caminar en pijama frente a mis ojos dormidos, ante mi mente cansada. Pasas frente a mi ventana como la caricia durmiente y el beso silente que arrastra el viento bajo la luna blanca. Te paseas entre nubes de estrella con el vestido de noche enredado entre las piernas. Te detienes ante el umbral … Sigue leyendo